cirugia-genial-masculina

ALARGAMIENTO Y ENGROSAMIENTO DE PENE

Las cirugías de la región íntima masculina se han visto notablemente incrementadas en los últimos años. En ella el hombre busca mejorar su imagen corporal, ganar seguridad en sí mismo y disfrutar de una mejor vida sexual.

Esta tendencia ha venido alimentada por la generalización de hábitos y costumbres hasta ahora minoritarios o incluso inexistentes (aumento y diversidad de medios divulgativos de la pornografía, la proliferación de playas nudistas y comportamientos menos puritanos en los vestuarios de los centros de deporte, etc).

Dentro de ésta lista de opciones para aumentar las dimensiones del órgano sexual masculino más significativo, aparece la cirugía. Sin embargo, se publicitan otras como ser productos farmacéuticos o dispositivos

En lo referente a los productos químicos o farmacéuticos cabe enfatizar que NO EXISTEN productos con estas propiedades en el Vademécum autorizado por las autoridades sanitarias.

En lo que respecta a los dispositivos, estos actúan mediante tracción continua (Ej andro-penis, jes extender, male edge, etc) y sus efectos pretendidos solo se dan cuando el mecanismo de tracción se mantiene prácticamente de forma constante, como es el caso de los ejemplos tomados de las mujeres jirafa africanas o de la distensión de la piel durante el embarazo. En ambos casos los mecanismos que provocan la distensión actúan 24 horas al día.

En cambio, éstos aparatos son útiles y recomendables como método complementario a la cirugía, puesto que la liberación del pene tras la sección de los ligamentos suspensorios hace recomendable su uso para que éste quede consolidado en su nueva situación, colaborando incluso a conseguir el alargamiento de algún centímetro más.

Sin más preámbulos, pasemos a explicar en que consiste la cirugia de alargamiento y engrosamiento del pene

Si bien generalmente se realizan juntas, podemos dividirlas en dos grupos:

CIRUGÍA DE ALARGAMIENTO DE PENE

Técnica quirúrgica enfocada a conseguir una mayor longitud del pene.

¿Quién es un candidato para un alargamiento de pene?

Sabemos que prácticamente todos los que solicitan aumentar la longitud de su pene NO tienen ningún problema sexual, ni de eyaculación ni de erección, por lo tanto escoger bien a los candidatos para ésta cirugía es elemental.

Está indicado en:

  • Penes inferiores a los 6 centímetros, en estado de flacidez
  • Pacientes obesos, cuya grasa ha “enterrado” parcialmente al pene.
  • En casos en los que aparecen formas de conducta condicionada por un complejo de pene pequeño. En lo que se ha denominado “dismorfofobia peneana”.

En todos los casos es importante una valoración previa y una amplia información de las posibilidades que podemos obtener, así como una detallada explicación de todo el proceso.

  1. ALARGAMIENTO DEL PENE MEDIANTE LA LIBERACIÓN DE LOS LIGAMENTOS SUSPENSORIOS Y FUNDIFORMES DEL PENE:

El pene tiene dos porciones, una que podemos ver, denominado “pene extra-abdominal”, y otra que no vemos puesto que está en el interior de nuestro cuerpo denominado “pene intra-abdominal”. La cirugía pretende exteriorizar parte del pene no visible, es decir “sacar” fuera del abdomen parte del pene que no vemos. Esto se consigue mediante la sección del ligamento suspensorio del pene y de los ligamentos fundiformes, que lo mantienen fijo (en cierta manera) a sus estructuras vecinas.

Una vez exteriorizado unos cm el pene, este se fija en su nueva posición con la intención de evitar la retracción del mismo. Este paso es fundamental para mantener el pene en la nueva posición conseguida

¿Cuánta longitud conseguimos aumentar?

Por descontado que en todos los casos nuestra intención es conseguir el mayor número de centímetros posibles, pero nuestros deseos se ven condicionados por la anatomía de cada individuo.

En cualquier caso, la longitud conseguida suele oscilar entre los 15 y los 35 milímetros, cifra que se puede aumentar ligeramente si después de la cirugía se utiliza durante unos meses uno de los dispositivos destinados al alargamiento basados en la tracción continua del pene.

Estos aparatos ayudan, no solo a incrementar un poco más la longitud conseguida con la intervención, sino que participa en la consolidación de la misma. Nosotros aconsejamos iniciar progresivamente su uso a los 30 días de la cirugía y seguir utilizándolo durante unos meses hasta conseguir la estabilidad del aumento conseguido.

¿Qué complicaciones o efectos secundarios pueden aparecer?

Cabe destacar que hasta en la cirugía más simple pueden aparecer efectos no deseados, por lo tanto ésta no es una excepción.

Puede aparecer un trastorno pasajero que aparece es el dolor con las erecciones nocturnas, dichas molestias suelen desaparecer una vez cicatrizados los tejidos.

La pérdida parcial y temporal de sensibilidad en el glande es un aspecto que relatan algunos operados. Dicha sensibilidad suele recuperarse a medida que se van regenerado los filetes nerviosos afectados durante la intervención.

Las apariciones de hematomas subcutáneos suelen carecer de trascendencia y desaparecen a los pocos días.

No es frecuente la infección, aunque siempre que se tiene una herida puede aparecer. Profilácticamente aconsejamos unos días con tratamiento antibiótico.

Pero la “complicación” más importante para mí, es no obtener un resultado que cumpla con las expectativas del paciente. En los casos en que conseguimos un incremento significativo, la satisfacción es compartida.

¿Qué anestesia se precisa?

Esta cirugía suele realizarse bajo anestesia regional (parte baja del abdomen y extremidades inferiores) 

¿Debe permanecer hospitalizado?

No es necesario permanecer ingresado en la clínica. Una vez intervenido, se ingresa en el área denominada “hospital de día” unas tres horas hasta que los efectos de la anestesia han desaparecido, para a continuación ser dado de alta.

INCISIÓN Y CUIDADOS POSTOPERATORIOS

Para llevar a cabo un alargamiento de pene necesitamos realizar una incisión en la base del pene y usar sutura reabsorbible, con lo que no es necesario retirar los puntos una vez cicatrizada la herida. Se aconseja curar la herida una vez cada 24 horas mientras se mantengan los puntos. A continuación se muestra un esquema de la cicatriz pubiana, que quedara oculta por el vello y se hara “invisible” con el tiempo.

Si en la misma cirugía se practica engrosamiento con matriz dérmica, la cicatriz es idéntica a la de una fimosis o circuncisión.

  1. LIPECTOMÍA SUPRAPÚBICA:

Esta técnica se reserva para aquellos hombres que presentan un gran delantal de tejido adiposo suprapúbico que oculta la longitud peneana visual y funcional (síndrome del pene enterrado). Pensemos que el pene esta fijo al hueso pubiano, por lo tanto si el grosor de grasa aumenta, el resultado es que el pene aparentemente empequeñece al ser “enterrado” por la misma.

En estos casos se extirpa el exceso de piel y grasa mediante una cicatriz transversa suprapubica (similar a la de las minidermolipectomias estéticas) y por la misma incisión se seccionan los ligamentos suspensorios y fundiformes para aumentar la longitud visual del pene. 

Si el paciente solamente presenta exceso de grasa, sin exceso de piel, se procede a la liposucción del pubis sin resección de piel

Los pacientes son dados de alta a las pocas horas de la intervención.

CONCLUSIONES ELONGACIÓN DEL PENE:

Es una técnica mínimamente invasiva, segura, con pocas probabilidades de complicaciones y en que la satisfacción del paciente dependerá de una indicación correcta y con una idea clara: las expectativas reales hace improbable un alargamiento superior a 3,5 cms, con una media de 2,5 cms.

CIRUGÍA PARA EL ENGROSAMIENTO DEL PENE

Las cirugías descritas para el engrosamiento de pene, persiguen el objetivo de aumentar el grosor del pene en toda su longitud, excepto en el glande.

¿Cómo se consigue aumentar el diámetro o grosor del pene?

Básicamente existen dos líneas de actuación:

      • ENGROSAMIENTO CON GRASA DEL PROPIO INDIVIDUO: 

Esta técnica utiliza la propia grasa del paciente para, una vez sometida al proceso de centrifugado y purificación, se inyecta por todo el cuerpo del pene (desde la base del glande hasta la base del pene). Está técnica requiere, en primer lugar, de la realización de una pequeña liposucción, por lo que muchos pacientes aprovechan para mejorar su contorno corporal. Al colocarse la grasa mediante cánulas muy delgadas prácticamente no son necesarias ningún tipo de incisiones.

Esta técnica es la que más frecuentemente utilizo y tiene gran aceptación en los pacientes por su fácil manejo, el resultado inmediato y el costo más accesible. Es necesario destacar que la grasa puede reabsorbe en un porcentaje de alrededor del 40%. Para compensar este fenómeno se suele inyectar una cantidad superior a la necesaria. 

El aumento de circunferencia es generalmente de entre 2 y 3 cm.

      •  ENGROSAMIENTO CON MATERIAL BIOLÓGICO ACELULAR:

 Se utiliza una matriz colágena similar al colágeno de la piel normal. Dicha matriz se coloca por debajo de la piel del pene, “envolviéndolo” y el cuerpo la integra transformándola en tejido normal del pene, dando como resultado un aumento del grosor del mismo. Esta matriz se utiliza muy frecuentemente en cirugia reparadora (quemaduras graves, perdida de tejido cutáneo por cáncer o accidentes, etc) siendo muy segura. Se realiza una cicatriz por debajo del glande, como en la circuncisión. El aumento de la circunferencia peneana es generalmente de 2 cm. 

Esta técnica es menos frecuentemente utilizada y la reservo como segunda opción ya que el costo de esta martriz es elevado y los resultados mediante el injerto adiposo son muy exitosos.

Además, al hacerse un “desguantamiento” transitoprio de la piel del pene para colocar la matriz puede haber transitoriamente pérdida temporal de sensibilidad en el glande y molestias en las primeras erecciones. Ambos efectos suelen desaparecer en pocas semanas.

GRADO DE SATISFACCIÓN CON LA CIRUGÍA PENEANA DE ALARGAMIENTO Y ENGROSAMIENTO:

 El grado de satisfacción con la cirugía de engrosamiento y elongacion peneana es muy alto, superando el 90%, siempre y cuando los pacientes presenten expectativas reales y entiendan cuales son los posibles resultados a conseguir. No debemos olvidar que con la cirugía no se cura una falta general de autoestima, por lo que la cirugía estética genital está, de hecho, contraindicada psicológicamente inestables.

ESCROTOPLASTÍA

Es sabido que a medida que nos hacemos mayores aparecen cambios en todo nuestro organismo resultado del envejecimiento natural del mismo.

También sabemos que el órgano que mejor y de forma más evidente manifiesta éste deterioro, es la piel.
En los hombres, es la elongación de la piel del escroto lo que provoca que la bolsa escrotal adquiera unas dimensiones que además de incomodidad, produce un aspecto antiestético que hace que la imagen de los genitales masculinos transmita mayor sensación de envejecimiento.
La escrotoplastia o lifting escrotal consiste en resecar la parte de piel sobrante de la bolsa escrotal, en toda su circunferencia y de la anchura que requiera cada caso.
El resultado es la reducción de la bolsa escrotal, no del contenido, con lo que se devuelve al escroto una imagen mucho más agradable y sobre todo cómoda a la hora de sentarse, cruzar las piernas o conducir.
En mi experiencia he operado varios casos en que la solicitud de la cirugía ha estado motivada por la incomodidad que supone un escroto excesivamente péndulo.
Es una cirugía generosa porque satisface de manera altamente significativa tanto al cirujano como al paciente.
Puede realizarse con anestesia local y sedación.
No necesita internación en clínica y permite una incorporación precoz a la vida laboral y social.
En ningún caso he recibido información de que haya habido molestias ni cualquier otro tipo de complicación.
El resultado es evidente desde el primer momento, tanto desde el punto de vista estético como funcional. No hay contraindicaciones a la hora de indicar ésta cirugía, por supuesto que debe de hacerse una revisión correcta para valorar que será provechosa para el paciente, únicamente señalar que en los casos de obesidad la intervención es más laboriosa y el resultado menos espectacular.
A su vez existen casos en que la piel de la bolsa escrotal se extiende sobre la cara inferior del pene, ocultando parte de su longitud (ver dibujo y fotografía). Esta deformidad se conoce como “pene palmeado” y puede ser de origen congénito o puede ser causa de una resección excesiva de la piel durante una circuncisión.
La resección del parche dérmico penoscrotal sobrante, crea un ángulo más agudo, aumentando así la longitud ventral y visual del pene.

CONTACTO

      • Evacua cualquier duda
      • Primer consulta personalizada